sábado, 1 de noviembre de 2014

Mascarilla hidratante de melocotón

   Realmente este tratamiento de belleza no es mío sino de Karlos Arguiñano.  Curioso ¿verdad? El otro día lo ví en su programa y me pareció tan sencillo y útil que hoy he decidido contaroslo.
   Lo curioso de este tratamiento es que, a la vez, de ser eficaz es económico. Y en estos tiempos de crisis, ahorrar es importante.
 
   Uno de los mayores beneficios de los melocotones es ser una gran fuente de vitamina C, carotenos y selenio que nos ayudan a rejuvenecer nuestro aspecto, pues son compuestos antioxidantes por lo que regeneran el tejido dérmico. Muchas de sus propiedades se encuentran en su piel, por lo que resulta interesante comer este fruto sin pelar, siempre que se haya lavado muy bien y proceda de cultivos ecológicos en los que no se hayan utilizado pesticidas.
 
 
   Para llevarlo a cabo necesitaremos una cucharada de aceite, un yogur natural y las pieles de un melocotón, ¡sí sí! las pieles.
 
   Lo batimos hasta que quede una mezcla uniforme y lo aplicamos sobre la piel limpia. Dejamos actuar mínimo unos 10 minutos y retiramos con ayuda de una esponjilla y agua tíbia.


 
   Este tratamiento lo recomiendo, sobre todo, para personas con piel seca o muy seca para llevarlo a cabo una vez a la semana en los meses de verano pues es fruta de temporada y es una época en la que la piel tiende a secarse más. ¡Notaréis el cambio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario