martes, 12 de agosto de 2014

El after sun, ese gran olvidado

    El after sun o también conocido como "apres soleil" es uno de esos cosméticos que, habitualmente, se compra porque se vende junto con el protector solar o porque comprandolo te regalan un balón de playa o una sombrilla y que sólo se usa en caso de que al volver de la playa se tenga la piel como un cangrejo que sino...
   Poca gente conoce el verdadero valor de este gran cosmético, comunmente confundido con una simple crema corporal y nada más lejos de la realidad.

   Una crema corporal simplemente hidrata a diferencia del after sun que además alivia o elimina los efectos ocasionados por los rayos solares (piel rugosa, áspera, seca, agrietada, frágil, flácida, pequeñas quemaduras, inflamación…).

Los cosméticos after-sun tienen principios activos con acción:
 

-       Antiinflamatoria: Se utilizan extractos vegetales ricos en flavonoides (Aloe, Caléndula, Malva, Manzanilla), alfabisabolol (presente en el extracto de manzanilla) o ácido 18-beta-glicerrético para aliviar la inflamación de la piel que ha sufrido un eritema.

-                Epitelizante o Cicatrizante: Incluyen extractos vegetales (Aguacate, Caléndula, Centella, Equinacea, Mimosa, Hipericón), alantoína, pantenol o ácido ximénico con el fin de remitir las pequeñas quemaduras producidas por las radiaciones solares.

-        Hidratante: Esta acción es quizás la más importante ya que el agua es la única sustancia capaz de dar elasticidad a la epidermis y así conseguir una piel suave y tersa.  Se pueden usar diferentes tipos de sustancias como aceites minerales y vegetales, lanolina y siliconas, mucopolisacáridos, mezclas de aminoácidos, algunos extractos de frutas como el bambu o el cactus, glicerina, propilenglicol, sorbitol o componentes del FNH.

-          Regeneradora: Ya que el sol es un factor de riesgo del envejecimiento prematuro, la acción regenerante es fundamental para corregir las posibles alteraciones que se hayan producido en el transcurso de la exposición solar. Para ello se utilizan derivados de vitaminas A y E, extractos de ácidos grasos esenciales y el derivado marino de colágeno.
 

En la actualidad, no solo existen productos específicos para el rostro o el cuerpo o en diferentes formas (leche, spray, gel, para usar bajo la ducha...) sino que tienen en cuenta otros problemas como las alergias al sol o las intolerancias, por eso en el mercado podemos encontrar texturas con efecto frío, antiedad, ... con fórmulas de última generación que calman la piel al instante y de forma duradera. No debemos olvidar que el cuidado postsolar es tan importante como durante la toma de sol por lo que requiere un plus de mimos después de pasar horas y horas en la piscina o en la playa. 

Al volver a casa y tras la ducha, debemos aplicarnos el after sun con la piel limpia siempre que hayamos tomado el sol. Así podremos estar tranquilos de poder tomar el sol al día siguiente. ¡¡Recuerda!! Es el mejor antienvejecimiento de nuestra piel corporal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario