lunes, 13 de mayo de 2013

La tentación vive aquí: Bizcocho de espelta

   Ya hace tiempo que nos os traía alguna tentación. Este fin de semana he probado este delicioso, nutritivo y sencillo bizcochito hecho con harina de espelta y me dije éste para el blog.
 
 
    La espelta, también llamada escanda, quizá es una gramínea de la que nunca habíais oído hablar y os resulte desconocida, lo cierto es que no es un ingrediente nuevo, la espelta lleva ya muchos siglos con nosotros.
   Aparentemente es similar al trigo. Se cultiva desde hace 7000 años y es considerada el origen de todas las variedades de trigo actuales, pero es en esta última década cuando la popularidad de la espelta ha crecido vertiginosamente gracias al reconocimiento de sus múltiples cualidades nutricionales y a su uso en gastronomía.
 
Tipo de trigos
   En cuanto a sus propiedades nutricionales decir que es un cereal altamente energético ya que sus nutrientes principales son los carbohidratos aunque aporta menos calorías que la harina clásica de trigo. Respecto al trigo común, destaca por su mayor nivel de proteínas, minerales (magnesio, hierro), fibra, vitaminas, sobre todo, del grupo B y los 8 aminoácidos esenciales, que son muy fáciles de asimilar.
    Debido a esta completa composición, la espelta es capaz de ayudar a potenciar el sistema inmunológico, reducir las posibilidades de enfermedades vasculares, fortalece el sistema circulatorio, tonificar el pancreas y el bazo, ayudar a controlar el estreñimiento y contribuir en la producción de serotonina lo que hace que ayude a regular el sueño, la temperatura corporal, el humor, la sexualidad y el apetito, entre otros.
 
Dificultad: Baja
 
Tiempo de elaboración: Diez minutos (teniendo en cuenta que la masa hay que dejarla 2 horas en la nevera)
 
Ingredientes:
 
  • 
    Está tan bueno que no pude
    esperar a hacer la foto
    4 huevos grandes
  • 250 gr de azúcar moreno
  • 80 gr de leche
  • 240 gr de aceite de oliva suave
  • 280 gr de harina de espelta semiintegral
  • 1 sobre de levadura
  • ralladura de 1 limón y 1 naranja
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • pepitas de chocolate
 
Preparación:
 
- Bate muy bien los huevos y el azúcar moreno
 
- Añade la leche y el aceite y mézclalo
 
- Incorpora la harina, la levadura, el azúcar vainillado y la ralladura de los cítricos. Mezcla todo unos 10 sg
 
- Tapa la masa y déjala 2 horas en la nevera
 
- Precalienta el horno a 250 º
 
- Rellena los moldes a tres cuartos de sus capacidad y si quieres darle un toque especial
añade pepitas de chocolate
 
- Introdúcelas en el horno a una altura media a una temperatura de unos 200 º  arriba y abajo hasta que suba y esté un poco dorado. Apaga y déjalo dos minutos más
 
   Con este misma masa se pueden elaborar unas ricas magdalenas para desayunar o merendar muy nutritivas gracias a la espelta y al azúcar moreno.



Si me dejo llevar, ¡acabo con el bote!

 Os animo a probarlo, no sólo por su exquisito sabor sino por sus cualidades excepcionales que mejorarán, sin duda, el aspecto de nuestra piel. ¡Ya me contaréis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario