martes, 26 de marzo de 2013

La tentación vive aquí: "Las galletas de Marisol"

     Es curioso lo que se puede aprender en un viaje y creo que todo se debe a la cantidad de cosas que se comparten, desde conocimientos hasta sentimientos.
 
     Y en uno de mis viajes, aprendí esta receta. Mi amiga Marisol me contó que su tio preparaba estas deliciosas galletas cuando ella era pequeña y al ver cómo ella las recordaba, pensé que era un postre que debia probar. Investigando por Internet, descubrí que es un postre típico de la Semana Santa sevillana y aunque es un tanto engorroso, he de decir que merece la pena degustarlas, al menos una vez en la vida.

Galletas rellenas fritas
Dificultad: Media

Tiempo de elaboración: 1 hora

Ingredientes:
  • 650 ml de leche
  • 1 sobre para hacer natillas
  • ralladura de naranja
  • 60 gr de azúcar
  • galletas gruesas (mejor redondas tipo María)
  • un poquito de licor (coñac, ron,...)
  • 4 huevos
  • aceite de girasol 

Preparación:
Las galletas rellenas con las natillas

- Prepara unas natillas más bien espesas.
 
- Sobre una superficie lisa coloca boca arriba las galletas y ayudado de una cucharilla ve poniendo las natillas en cada galleta. No te pases con el relleno.
 

- Una vez puestas las natillas, cubre cada galleta con otra galleta pero no las aprietes para que no se salga la natilla por los bordes. Dejalas reposar media hora para que se asiente bien la natilla.
 

 - En un plato hondo echa los 4 huevos, batelos y ve untando cada galleta (previamente se pueden mezclar rápidamente en leche con un chorrito de licor para que tomen más sabor).
 
 
- Ahora viene la parte más engorrosa, pon en una sarten abundante aceite de girasol y cuando esté bien caliente echa poco a poco las galletas que habías rebozado en el huevo. ¡Ten cuidado porque el aceite salta bastante!
 
- A medida que las vayas friendo dejalas en una fuente amplia con papel absorbente debajo para que suelten el aceite restante y se enfríen un poco.
 

 - En un plato echa dos o tres cucharadas soperas de azúcar y añade canela molida,ve removiendo con una cucharilla y mezcla bien ambos ingredientes hasta lograr que estén totalmente mezclados. Reboza o emborriza, como dicen en Sevilla, con esta aromática mezcla cada par de galleta y dejala sobre la fuente.
 
¡Que no falten en tu Semana Santa!
     Puedo asegurarte que es una auténtica delicia la que te vas a llevar a la boca cuando las pruebes. Es una mezcla entre la cremosidad de las natillas y la textura de la  leche frita aunque como me resulta dificil explicartelo, te reto a que las hagas tu mismo.
 
                                                       ¡Disfrutarás, te lo aseguro!

 
 

1 comentario:

  1. Hola, ya estoy por aquí ahora soy una seguidora, que bonito blog, te felicito, que tengas una buena tarde!!!

    ResponderEliminar