viernes, 8 de marzo de 2013

¿Engañadas como a chinas?

    No me considero ni feminista ni machista, más bien "personista". Ya sé que no existe ese término pero refleja lo que pienso acerca de la igualdad entre los sexos. Creo que tanto el hombre como la mujer deberian tener los mismos derechos ya que ambos son personas.           
   Hoy, 8 de marzo, en todo el mundo, se celebra el día de la mujer trabajadora como algo grande pero ¿realmente las mujeres debemos celebrar este día? o ¿más bien deberiamos echarnos a llorar?.

Emmeline Pankhurst siendo arrestada

  El otro día hablando con una amiga lo comentabamos. Efectivamente, la mujer ha conseguido vivir gracias a su trabajo y eso se lo tenemos que agradecer a muchas mujeres que, a lo largo de la historia, han luchado por defender nuestros derechos, como Emmeline Pankhurst, una de las fundadoras del movimiento sufragista británico pero al mismo tiempo algunas percibimos cierta sensación de estafa.

   ¿No será que nos hemos dejado "engañar como a chinas?, expresión un tanto racista que viene de cuando Marco Polo viajó a China e hizo trueques de mercancías con los nativos, segun él, muy beneficiosos, pasando a la historia como un tratante habilidoso y dejando a los chinos  como unos ignorantes.

   Y por qué digo esto, porque conozco a unas cuantas mujeres de mi generación que, aunque les priva su trabajo, estarian encantadas de renunciar a ese gran derecho para poder quedarse en casa cuidando de su familia ya que su trabajo no termina con la jornada laboral, sino que continua al llegar a casa: bañar a los niños, hacer la cena y la comida del día diguiente y además sacar tiempo para una misma. ¡Ni que fueramos "Superwoman"!
    Unas no lo hacen o bien por el que diran y/o porque se han metido en la vorágine social de tener cierto status económico que obliga a llevar dos sueldos a casa y dejar en manos de desconocidas la educación de sus hijos sintiendose culpables por no poder estar con ellos.
 Otras, sin embargo, no cambiarian su pluriempleo, quizás, por su educación y porque han visto a sus madres encerradas en casa toda su vida y sienten la necesidad de obtener la independencia económica que nuestras abuelas no tuvieron. En ambos casos, ¿realmente merece la pena?

   Hay que reconocer, que nos han hecho creer que somos libres e independientes pero no olvidemos que estamos en el siglo XXI y muchas mujeres trabajan fueran y dentro de casa. Es verdad que, poco a poco, la sociedad va evolucionando y el hombre, cada vez más,  ayuda en las tareas de la casa pero sigue habiendo una gran desigualdad en este aspecto.
    Y cuando una empresa exige paridad, es decir, que haya el mismo número de hombres que de mujeres, ¿es eso realmente igualdad? ¿por el hecho de ser hombre o mujer me tienen que elegir? ¿no seria más lógico que se elija en función de las capacidades de la persona?
   Personalmente, me ofende que me den un trabajo sólo por ser mujer (y no por mis capacidades) y  también me molesta que no me lo den por el hecho de ser mujer (bajas maternales,...). Hay muchas formulas para conciliar el trabajo con la familia.
   
   No sé si es porque yo nací diferente a los demás (debido a una pequeña minusvalía física) por lo que no creo mucho en la igualdad por la igualdad. No somos iguales ¿y qué? ¡No pasa nada! Las diferencias enriquecen lo que no quita para que tengamos los mismos derechos como personas.

   En definitiva, no nos dejemos llevar por los "valores" de esta sociedad, la mujer debería ser totalmente libre para decidir que hacer con su vida.
 Ante esas mujeres que deciden libremente, trabajar fuera de casa y/o sólo en casa, sin hacer caso a las presiones sociales y familiares ¡pues oleé!, me quito el sombrero. Son dignas de mi admiración por su esfuerzo, trabajo y sobre todo porque son las que de verdad defienden su total independencia siendo un ejemplo a seguir este 8 de marzo.

  Quisiera dedicar este post a una de estas mujeres por ser una auténtica "superwoman" que en unos días comienza una nueva etapa de su vida. ¡Espero que sea la mejor!

¡Madre! ¡Viva la madre que te pario!


1 comentario: