viernes, 1 de febrero de 2013

La tentación vive aquí

   ¿Por qué La dulzura de la belleza? Para mí, son dos términos inseparables porque lo bello es dulce y lo dulce es bello y es que además existe una gran relación entre la cosmética y la repostería, aunque no lo parezca.


      Para empezar tienen en común los ingredientes. Muchos cosméticos están hechos con los mismos ingredientes utilizados en la cocina. Quien no conoce la utilidad del cacao en repostería y a su vez, en estética en los tratamientos de chocolaterapia.
Además, tanto en un caso como en otro, nuestros sentidos se activan. Un postre rico y una piel bonita seducen por la vista, el olfato y el tacto e incluso por el paladar.
 Y, por último, en ambos mundos se necesita tener el tiempo suficiente, no sólo para hacerlo, sino para disfrutar de ello.  
 Muchos postres, por no decir todos, están hechos a base  de ingredientes beneficiosos para la piel. Está demostrado científicamente, que el tomar dulce nos hace sentir mejor.
La explicación es bien sencilla. Los azúcares provocan un aumento de la cantidad de insulina en sangre, lo que permite la secreción de triptófano, un aminoácido que se transforma en serotonina, sustancia capaz de calmar la tristeza y la ansiedad.
También es cierto que, cada vez que tomamos un dulce, nuestra mente empieza a pensar en calorías, sintiéndonos culpables por haber pecado. Y si bien es verdad que, abusando de estos platos, uno puede sufrir problemas antiestéticos, no hay que olvidar, que aportan un bienestar emocional.
El secreto está en encontrar el equilibrio entre la salud y el saber gozar de los placeres de la vida.
La tentación vive arriba

Por todo ello, hoy vamos a abrir una nueva sección del blog titulada "LA TENTACIÓN VIVE AQUI" título que hace honor a la famosa película de Marilyn Monroe, La tentación vive arriba. En ella, os mostraré recetas de postres de todo tipo pero sobre todo de aquellos que pertenezcan al grupo RFR, como las llama mi amiga Violeta. ¿Qué qué quiere decir RFR? Muy sencillo, Rica, Fácil y Rápida

No hay comentarios:

Publicar un comentario