sábado, 12 de enero de 2013

El sueño y la piel

      Hoy que es sábado y el sábado es el día del reposo, voy a hablar de algo tan importante para la piel como es el sueño.

Cuando acumulamos horas sin dormir, nuestra piel manifiesta rápidamente los signos de cansancio (marcadas líneas de expresión, deshidratación, tensión muscular, cutis gris, ojeras y falta de vitalidad). De ahí que siempre se haya dicho que dormir es el mejor tratamiento antienvejecimiento.   

Por la noche, no todo es absoluta tranquilidad en el organismo, pues cuando dormimos, se mantienen activos los mecanismos de reparación de la piel y es durante este tiempo de descanso cuando las células de nuestros tejidos desempeñan con mayor eficacia todas sus funciones.

En este momento, la sangre llega con mayor facilidad al área superior del cuerpo, el cuello y la cabeza y ahí se reparte, aportando los elementos nutricionales y el oxígeno a la piel del cutis. Así mismo, como por la noche la piel no está expuesta al sol, al viento o a la contaminación, los radicales libres se eliminan con más facilidad que durante el día.

Para sacar el mayor beneficio a la noche:
 
- Procura acostarte siempre a la misma hora, durmiendo al menos 7 u 8 horas al día
 
- Evita el insomnio escapando de las cenas pesadas y los ambientes cargados (ruidosos y sin ventilación)
 
- Nunca te vayas a la cama, sin limpiar tu piel (mejor dos horas antes de irte a dormir) ni alimentarla correctamente (cena rica en proteínas acompañadas de una ensalada verde y baja en azúcares)
 
 - En cuanto a la postura más idonea, la Academia Americana de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) advierte que dormir noche tras noche en determinadas posiciones puede llevar a desarrollar “líneas de expresión por el sueño” –son arrugas plasmadas en la superficie de la piel, que no desaparecen al levantarse. Dormir de lado incrementa las arrugas de los pómulos y la barbilla, mientras que dormir boca abajo frunce el ceño. Para reducir la formación de arrugas se recomienda dormir boca arriba.


    Asi que ya sabes si quieres lucir radiante todas las mañanas no tienes más que seguir estas sencillas pautas que según los expertos son mucho más eficaces que cualquier cosmético.

   ¡¡Un motivo más para irnos a la cama!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario