sábado, 12 de noviembre de 2011

El camino

    Decia el poeta Antonio Machado:
                "Caminante no hay camino, se hace camino al andar"
    Eso mismo ocurre cuando uno se enfrenta a un papel en blanco. Y más cuando es la primera vez que lo hace. Al principio, el vacio te invade y da la sensación de haber llegado a un callejón sin salida cuando ni
tan siquiera has comenzado el viaje.
   Pero, tras superar ese momento y con tan sólo escribir una palabra, de repente se abre el camino. Sabes cuando y dónde comienza pero nunca dónde y cuando terminará.

    Unas veces, el viaje es muy agradable pues vas encontrando la motivación que te empuja a seguir luchando como el aprender cosas nuevas, comprobar que uno es capaz de luchar por lo que quiere o la ayuda desinteresada de muchas personas. Otras, sin embargo, el camino se hace eterno ya que todo parece complicarse y sólo encuestras obstaculos (correcciones y más correcciones, demoras, dudas, problemas con la edición...) sobre todo cuando parece que el final está cerca.                             

   Sin rumbo fijo, hace cuatro años, decidí iniciar este viaje a lo desconocido porque creí que era una manera de abrir mi mente a los demas. Dentro de unas tres semanas, tras cuatro años de lucha, habré llegado a mi destino y podré ver cumplido un sueño.

3 comentarios:

  1. Estoy deseando ver el libro publicado y tener mi ejemplar, como siempre, la constancia y la inspiración, que según cuentan Picasso ya decía: "la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando", tiene su ejemplo en ti, y se va a plasmar en tu libro, mezcla de dulzura y belleza.
    Gracias por compartir con todos tus conocimientos.

    ResponderEliminar
  2. La musa visita en pleno trabajo, para que podamos mover un coche en una u otra dirección hay que arrancarlo y pisar el acelerador , cuesta empezar dando el primer paso a un primer peldaño sin saber cuán larga será la escalera pero se sigue adelante , de vez en cuando visitan la duda , el miedo y la inquietud pero cuando al fin vislumbras los últimos peldaños , saboreas la victoria y cuando el final del tramo llega es tan grande la dicha que uno olvida por un momento la angustia para dejarse llevar por la dicha.Asi que me alegra que ya veas tus últimos peldaños para pronto saborear la alegria de la meta conseguida.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lydia,
    Te escr ibo para desearte felices fiestas y decirte que ya llegó el libro. Si lo sigues queriendo, me mandas un mensaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar